La deuda con CAMMESA: una bomba en cuenta regresiva

La discusión por la deuda de con CAMMESA en la provincia de Chubut sigue sin resolverse, a la par que crece la tensión por las amenazas de aplicar cortes de energía por la deuda impaga, que alcanza los 3.600 millones de pesos si se suman sin discutir todos los intereses aplicados. Algunas provincias se aprestan a afrontar la discusión tarifaria tras haber superado el proceso electoral, por lo que se cree que en esta provincia la discusión está también limitada por la contienda que se definirá el próximo 9 de junio. Un juez rechazó el amparo de la cooperativa de Trelew para evitar restricciones.

Neuquén, Río Negro y San Juan comenzarán a discutir la adecuación tarifaria, según reflejaron hoy medios nacionales, en un análisis que toma en cuenta dos variables: el monto global de deuda, por 4.800 millones de pesos entre las tres, frente a CAMMESA; y en segundo lugar, todas tienen en común que ya atravesaron el proceso electoral para renovar sus autoridades provinciales (en San Juan falta aún la general, tras una clara victoria de Sergio Uñac en las PASO).

En Chubut la discusión transcurre por dos vías. La primera se vincula al pago de la deuda, en la que el Ejecutivo provincial impulsa un proyecto de ley para financiar a las cooperativas: pagaría los 3.600 millones de pesos a través de un préstamo aportado por Nación, para luego recuperar el monto financiándolo a más largo plazo a las cooperativas.

La segunda vía de discusión está en “el corriente”, es decir cómo estabilizar al sistema, deficitario de por sí, una vez que se pague la deuda. Para esto sería necesario liberar las tarifas, que en el caso de Comodoro Rivadavia afrontan, según se deja trascender desde la SCPL, un retraso del orden del 50%, considerando los últimos aumentos del mercado mayorista y la posterior negativa del poder concedente para trasladar esos precios a las tarifas residenciales.

En cuanto al pago de la deuda, el proyecto del gobierno tiene dos grandes cuestionamientos. Uno es el reconocimiento, sin negociación previa, del total de la deuda, sin gestionar una quita de intereses. Quienes defienden la iniciativa creen que eso se podría lograr una vez que las partes se sienten en la mesa, con la intención firme de pagar. El segundo punto débil de la propuesta se vincula a las condiciones del endeudamiento que asume la provincia: tasa BADLAR, que hoy supera el 50%, a pagar en un plazo acotado de 60 meses, con 12 de gracia.
En la Legislatura se maneja una alternativa, que podría complementar y mejorar en todo caso esa propuesta: se apunta a utilizar las regalías hidroeléctricas que recibe Chubut, sobre todo por la generación de Futaleufú, para cancelar parte de la deuda. El esquema, que cuenta con el visto bueno de la Federación de Cooperativas, tiene dos ventajas: la primera es que no significa recortar las regalías que ya percibe el Estado provincial (alrededor de 16 millones de pesos). La segunda es que revaloriza el precio del megawatts de generación hidroeléctrica. Por ese concepto, las regalías se liquidan a 480 pesos el Mw. Si se toma como base el convenio realizado con la provincia de Misiones, ese monto se reconocería en un valor de mercado mucho más elevado, cercano a los 2.000 pesos. De ese modo, la diferencia entre los 480 pesos que efectivamente seguiría recibiendo la provincia y los 2.000 del valor final, es la que se tomaría para cancelar parcialmente la deuda, según explicaron técnicos de la Federación a ADNSUR.

En relación al pago del corriente, la cuestión parece hoy insalvable. La discusión está planteada entre liberar la tarifa o mantenerla pisada, como se ha resuelto por parte del poder concedente en Comodoro Rivadavia. “Antes de liberar, tienen que mostrar cuál es el plan de racionalización de gastos en la SCPL”, dicen en el gobierno municipal. Argumentan que pese a todos los aumentos antes autorizados, la cooperativa siguió siendo deficitaria. Desde la SCPL, por su parte, señalan que se necesita una recomposición del 50% para al menos cubrir el actual desequilibrio económico.
Por su parte, CAMMESA amenaza con aplicar las restricciones de potencia en reclamo por las deudas atrasadas. Es cierto que la Cooperativa de Trelew presentó un recurso de amparo para frenar este tipo de medidas. Lo que no se conoce tanto es que un juez ya se expresó en contrario a esa pretensión, rechazando la posibilidad de dictar una medida que prohíba las restricciones, sin perjuicio de volver a analizar el caso una vez que tales recortes de energía se concreten. Así lo manifestó recientemente el juez Hugo Sastre, en un fallo al que tuvo acceso esta agencia de noticias.
También quedaría por explorar posibles mecanismos para obtener energía a mejor precio en acuerdo con operadoras petroleras de la zona, que en sus yacimientos cuentan con sistemas de generación (eólica y a gas) que superan ampliamente su propia demanda de consumo.
Son muchas las posibilidades para encontrar alternativas al problema y atenuar sus consecuencias más negativas. Sin embargo, los cálculos electorales y la espera de que “el próximo gobierno nacional lo resuelva”, o la espera de que estalle frente al actual gobierno provincial, parecen un cálculo de tiempo demasiado optimista, frente una bomba que parece haber empezado ya su cuenta regresiva.

 

 

Usted puede dejar un comentario, o hacer un enlace referenciado a su propio sitio.

Dejar un comentario

Get Cheap Cell Phones and Wireless Deals. | Thanks to Best Savings Accounts, CD Rates and UK Loan