La visión de Ormachea: el costo de El Tordillo reorienta inversión hacia Vaca Muerta

Por Raúl Figueroa) Más allá de que se encuentra abierto el período de conciliación obligatoria y actualmente se dejaron en suspenso los casi 200 telegramas de despido de Tecpetrol (más otros tantos de San Antonio), las declaraciones formuladas por el presidente de Tecpetrol, Carlos Ormachea, durante el conflicto desatado en Chubut dejan entrever los planes de las operadora y su perspectiva de continuar la disminución de actividad en El Tordillo, por razones vinculadas al costo de extracción del crudo y el bajo precio que recibe en el mercado internacional.

En ese contexto de conflicto fue que el ejecutivo aseguró a medios nacionales que en Chubut “tenemos pozos en los que se necesita movilizar 99 barriles de agua (de formación) para lograr uno solo de petróleo”. También durante esas jornadas ratificó las mayores perspectivas de inversión en la cuenca Neuquina: “Estamos perforando ya con cinco equipos, dentro de 30 días se van a sumar dos sets de fractura y hoy el campo ya está trabajando con 1.000 personas, de las cuales 600 son de Tecpetrol y otras 400 de Techint, nuestra empresa de ingeniería y construcciones, que está llevando adelante toda la obra civil que va de la mano en el proyecto de Vaca Muerta. Hay claramente una activación que implica una cantidad importante de puestos de trabajo”, reseñó. Paralelamente, añadía que en El Tordillo se apunta a readecuar la operación, “manteniéndola abierta” pero reduciéndola para que la actividad sea viable.

El ejecutivo, que reconoció que “hay al menos 200 posiciones (en El Tordillo) que no tienen ya aplicación efectiva” en el área, explicando que aquí se produce “un crudo pesado, que se exporta a precio internacional y en un yacimiento maduro, con alto costo de operación y que a través del tiempo redujo la mayor parte del petróleo: viene mezclado con mucha agua. Tenemos pozos en los que para sacar un barril de petróleo, hay que producir otros 99 de agua, porque sale todo junto. El ingreso no alcanza para pagar los costos directos de manejo de fluidos”.

En ese marco, aclaró que “no hablo de salarios de la gente ni del costo de perforar el pozo, lo que estamos haciendo es destruir valor para el país, no sólo para Tecpetrol, porque consumimos más recurso que lo que producimos. Lo correcto es parar la producción hasta que haya condiciones que se pueda volver a producir: es lo que necesitamos hacer y es lo que venimos hablando con todos los sectores. Hemos llegado a un punto que no podemos seguir sosteniendo”.

Ormachea refirió que “venimos poniendo dinero todos los meses y la operación va a seguir abierta, pero necesitamos concentrarnos en aquellos pozos con capacidad para cubrir su costo operativo”.

Al confirmar la cantidad de telegramas de despidos enviados, respondió en principio que las 200 personas despedidas “estuvieron en el último año y medio sin trabajo efectivo, muchos de ellos incluso estaban en la casa, cobrando un 70% del salario (tratando de mitigar el impacto de la crisis y manejar un tiempo de transición) y otros seguían yendo al campo y cobrando el sueldo completo, pero esto no es posible de seguir sosteniendo. Entonces, ésta es una situación que necesitamos resolver para tener un proyecto que resulte viable, no hacerlo sería una irresponsabilidad muy grande porque el proyecto puede ir al fracaso con consecuencias peores para muchas otras personas”.

 

Usted puede dejar un comentario, o hacer un enlace referenciado a su propio sitio.

Dejar un comentario

Get Cheap Cell Phones and Wireless Deals. | Thanks to Best Savings Accounts, CD Rates and UK Loan