Peor que el ataque de los dragones: la producción de crudo en Chubut cayó abruptamente por el temporal de lluvia

Por Raúl Figueroa) La actividad petrolera en la cuenca San Jorge sigue sumando indicadores negativos, no solo porque el precio se mantiene en la franja de los 45 dólares, sino también porque el temporal de lluvia provocó daños en áreas de producción que empiezan a reflejarse en la menor cantidad de barriles. Así, mientras el temporal de abril provocó una marcada caída de producción en la cuenca y particularmente en la provincia de Chubut, desde el inicio de lluvias la semana pasada también volvió frenarse el normal desarrollo de la actividad, que de por sí viene a un ritmo de descenso por los factores vinculados al precio externo, los costos internos y la política energética nacional. Aun así, los combustibles podrían tener otro aumento en la primera semana de julio.

 

El temporal de lluvia castiga a la ciudad en todos sus flancos. No solo perjudica a muchas familias al dañar las viviendas y dejando en evidencia la precaria infraestructura pluvial, cloacal y de agua potable, sino que también amenaza con paralizar aun más el motor económico de la región.

Si se observan los datos del mes de abril de 2017, la conclusión es contundente: ese mes se extrajeron en la provincia solamente 577.561 metros cúbicos, equivalente a unos 3,6 millones de barriles. Eso significa no sólo una merma de casi el 21% en relación al mismo mes del año pasado, sino que también significó una abrupta caída productiva, peor que lo que significó el conflicto de los “dragones” en junio de 2012, cuando se paralizó la producción durante 4 días y los destrozos provocaron una caída de la curva mensual hasta 636.178 metros cúbicos ese mes, que hasta ahora había sido la peor marca mensual desde 2009.

Esto su correlato en la caída de ingresos por regalías petroleras, que a raíz del temporal se estimaron en pérdidas de más de 100 millones de pesos desde ámbitos provinciales, al situarse esa disminución en alrededor de 7 millones de dólares en los primeros cálculos realizados.

A eso se añade la nueva paralización de las actividades por la nevada del fin de semana anterior y las dificultades climáticas de la última semana.

Factores externos e internos

Así, mientras la cotización internacional del crudo sigue en baja, oscilando los 45 dólares por barril, a raíz de las tensiones entre países árabes y los planes del presidente de Estados Unidos para incrementar su propia producción de crudo, llevando los mercados a la baja, la cuenca San Jorge sigue sumando causas propias, en este caso vinculadas al increíble fenómeno que este año se empeñó en demostrar que el cambio climático también es un fenómeno global.

Paralelamente, en los próximos días podría haber novedades en el precio de los combustibles: según el acuerdo vigente entre operadoras y el gobierno nacional, se vence el período para una nueva revisión (en abril hubo una leve baja). A juzgar por la cotización del crudo, no habría motivos para el aumento, para la federación de expendedores de combustibles ha pedido una suba de tarifas para compensar el incremento de costos y mejorar la rentabilidad de ese sector. Asimismo, las operadoras especularían con una suba de entre el 4% y 5%, a partir del aumento en la cotización del dólar de los últimos días.

Usted puede dejar un comentario, o hacer un enlace referenciado a su propio sitio.

Dejar un comentario

Get Cheap Cell Phones and Wireless Deals. | Thanks to Best Savings Accounts, CD Rates and UK Loan