Petroleras reclaman aumento de combustibles de un 5% 

La mayoría de los integrantes del gabinete económico de Mauricio Macri se opone a permitir un aumento de los combustibles en noviembre, tal como reclaman las petroleras –lideradas por YPF- para recuperar terreno frente a la devaluación del tipo de cambio, que alcanza casi el 60% desde diciembre pasado, mientras que los precios de las naftas y gasoil aumentaron un 32% en lo que va de 2016. La suba podría ser del 5%. Sin aumento, la opción es dejar converger el precio del crudo con el mercado internacional, lo que impactaría reduciendo aún más la actividad.
El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, y el coordinador de la Jefatura de Gabinete, Gustavo Lopetegui, son las principales espadas del ala liberal del Gobierno, que aspira a que los precios internos del crudo converjan cuanto antes con las referencias internacionales. El valor doméstico del crudo ronda los US$ 60 por barril. El WTI de Texas y el Brent del Mar del Norte permanecen por debajo de los 50 dólares. El ala liberal del Ejecutivo quiere cerrar ese ‘gap’ durante los primeros meses de 2017. Funcionarios del Ministerio de Energía coinciden con esa visión, pero advierten que bajar el precio interno del petróleo de forma abrupta acarrearía una baja de la inversión con un fuerte impacto negativo en el plano social. Con esa lectura, proponen avanzar hacia la convergencia de precios pero a ritmo progresivo, más gradual. Miguel Ángel Gutiérrez, presidente de YPF, y directivos de otras petroleras como Pan American Energy (PAE) explicaron los últimos días el efecto que tendría sobre la inversión en los yacimientos locales una baja significativa del precio del petróleo.
La cuestión será tratada en la próxima reunión del gabinete económico, prevista para hoy o para mañana miércoles. Está previsto que ese día, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, reciba a los máximos ejecutivos de la industria petrolera para comunicarles si el Gobierno autoriza o no una suba de los combustibles. “Si se habilita la suba, como se acordó en agosto (a principios de ese mes el Gobierno acordó con las empresas congelar por 90 días el precio de los combustibles) podría aplicarse el próximo fin de semana. Pero buena parte del área económica se opone”, explicó a El Inversor Online un encumbrado directivo del sector, que pidió la reserva de nombre.
Entre las compañías productoras, las principales afectadas por la baja del precio del petróleo, la expectativa está puesta en lo que pueda hacer YPF, la petrolera controlada por el Estado y el mayor jugador del upstream  de hidrocarburos. “La empresa precisa del aumento de precios para emprolijar sus finanzas, que no atraviesan su mejor momento”, agregó otro empresario petrolero.
Concretamente, el pedido de YPF y del resto de los productores es una remarcación de al menos un 5% en el precio de los combustibles. Si el Gobierno no cede, indirectamente terminará habilitando una baja del precio del barril en el mercado interno, con la consecuente retracción de la actividad en los campos hidrocarburíferos. (Fuente: El Inversor Online).

Buscan reducir costo de perforación a la mitad en Vaca Muerta

Desde hace meses el Gobierno nacional, el Poder Ejecutivo de Neuquén y el sindicato de petroleros de esa provincia vienen negociando una modificación en el acuerdo laboral para el yacimiento de Vaca Muerta. La voluntad de las partes por alcanzar un acuerdo quedó reflejada en un “acta acuerdo” firmada entre las partes. Miguel Ángel Gutiérrez, presidente de YPF, estuvo en la Casa Rosada para un encuentro sobre inversiones. Allí afirmó que se había alcanzado un acuerdo con el gremio y que el mismo se anunciaría en breve. Sin embargo, funcionarios del Gobierno y ejecutivos del sector dijeron que el consenso entre empresas y sindicato está “muy cerca”, pero que todavía no está en condiciones de ser “anunciado”. La negociación la encabezan el ministro de Energía, Juan José Aranguren, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y Guillermo Pereyra, del sindicato de petróleo y gas de Neuquén. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, también participa. El titular de YPF es consultado.  Gustavo Lopétegui, de la  Secretaría de Coordinación de Políticas Públicas, forma parte del entendimiento, al igual que otras petroleras. Como fruto de estas conversaciones, se plasmó un “acta acuerdo”. Pero aún falta para que esas coincidencias puedan ser exhibidas como un pacto sectorial, según varias fuentes que están al tanto del diálogo. Lo que se dialoga es una “adenda” (anexo) al convenio de trabajadores petroleros. Sería solo para Neuquén y en exclusivo para yacimientos no convencionales. YPF es el mayor jugador en Vaca Muerta. El costo de perforación de cada pozo “no convencional” era de alrededor de u$s 14 millones en 2015. Gutiérrez cree que logrará bajarlo a 10 millones para fin de año. Pero los inversores extranjeros consideran que esa erogación debe estar en torno a los 7 millones para ser rentable. (Fuente: Clarín).

Aranguren anticipa que habrá otro recorte al barril criollo antes de fin de año

En una entrevista con “Río Negro”, el ministro de Energía de la Nación dijo que habrá otro tipo de ajuste para acercarlo al valor internacional. Sería antes de finalizar el año. “Tenemos que terminar con el despilfarro”, sostuvo.

En una entrevista publicada por el diario Río Negro a través de su corresponsal en Neuquén (a cargo del periodista especializado Roberto Aguirre), Juan José Aranguren dijo que el barril criollo tendrá otra reducción para acercarlo al valor internacional:
“En el 2015 bajó 7 dólares el barril para la Cuenca Neuquina. En el 2016 se bajó un 10% más y ahora vendrá otro tipo de ajuste que nos va a acercar al precio internacional”. Si bien no dio precisiones en cuanto a las fechas, evaluó: “Hay dos posibilidades, o se hace abrupto o se hace con algún tipo de plazo. Pero todavía no tenemos fecha.
Ante la pregunta de si dio el resultado esperado esa política de subsidio, ya que por un lado casi todas las operadoras mantuvieron ganancias al tiempo que bajó la producción y se perdieron puestos de trabajo, respondió:
“Con el diario del lunes todos podemos juzgar. El problema es que en Argentina no hay capacidad de absorber una masa laboral despedida en otra actividad. Por eso el esfuerzo para preservar la actividad. Pero yo podría responder al revés: fue desastrosa la política de desacoplar precios del petróleo en la última década. Y particularmente fue criminal la decisión que tomaron en el 2007 con las retenciones móviles. Eso fue totalmente equivocado y fue lo que produjo lo que vivimos hoy en el mercado, porque en lugar de ajustar lentamente, logrando más competencia, el mercado se concentró”.
También justificó los nuevos valores del gas y defendió los incrementos para fijar políticas de ahorro, expresando, entre otros conceptos: “lo que tenían antes los comerciantes de la Patagonia era una renta extraordinaria. Hay que preguntarse si está bien que sea la energía el elemento que le dé rentabilidad a una empresa. ¿Competitividad con energía regalada? ¿Por cuánto tiempo podemos hacerlo? Tenemos que terminar con el despilfarro de energía”.(Fuente: Río Negro).

Usted puede dejar un comentario, o hacer un enlace referenciado a su propio sitio.

Dejar un comentario

Get Cheap Cell Phones and Wireless Deals. | Thanks to Best Savings Accounts, CD Rates and UK Loan