Los incentivos al precio de gas favorecen el potencial no convencional de Chubut y Santa Cruz

 

Por Raúl Figueroa) El nuevo compromiso asumido por el gobierno nacional y su candidato presidencial, Daniel Scioli, ante la OFEPHI apunta a incluir al gas en el sistema de incentivos a la producción que ya rige para el petróleo, cuyos precios se sostienen en el mercado interno para evitar el impacto negativo de la crisis del mercado internacional.

Al cierre de esta edición aún no se conocía el contenido exacto del acta suscripta en base al nuevo compromiso, pero básicamente los actores han coincidido en plantear que se busca establecer precios de incentivo para el gas, lo que posibilitaría incrementar la producción interna y reducir las compras externas. A mediano plazo, esto haría viable la explotación de recursos no convencionales que también existen en la cuenca San Jorge, si bien hoy la principal mirada está puesta sobre Vaca Muerta, en la cuenca Neuquina.

El compromiso implica el reconocimiento de 5 dólares adicionales por cada Millón de BTU generado en forma adicional, tomando como base el volumen extraído hasta el año pasado. Es decir, el precio adicional regiría para cada metro cúbico que exceda aquella curva de producción.

Si bien resta conocer la reglamentación de la normativa, los primeros análisis dan cuenta de que la curva de producción que se toma como referencia sería la del año pasado, de manera que el volumen incremental sobre esa línea de partida sería el alcanzado por los precios más altos. Tampoco había precisión en torno a si  se alcanza a todos los segmentos, ya que hoy el mercado está dividido según la demanda: el precio promedio para el gas destinado a consumo residencial es de alrededor de 2,80 dólares por Millón de BTU, mientras que para los sectores industriales se ubica entre 5 y 7,50 dólares por unidad, siendo este último valor un programa de incentivos (llamado “Plan Gas”) que se había aplicado con anterioridad para volúmenes incrementales.

De este modo, la información oficial dio cuenta de que aplicaría un precio adicional de 5 dólares por Millón de BTU (equivalente a unos 28,3 metros cúbicos). Al aplicarse sobre el fluido que se destina a consumo residencial, los 2,80 pasan a 7,80 dólares en la franja de usuarios residenciales, equiparándose con el precio que ya rige en el denominado Plan Gas. La duda que surge es si también se incrementa el precio en relación a los 7,50 que ya se venían pagando en el marco del programa anterior, aunque la deducción lógica indica que no, ya que se iría por encima de precios internacionales. De este modo, el sistema tiende a equilibrarse en valores similares, dando un ordenamiento a la diversidad de precios existentes en el mercado gasífero.

En ese marco, otros elementos para el análisis futuro se centran en cómo se sostendrá el sistema. Ya que al habilitar la nueva franja de precios, queda por definir si se trasladarán directamente a los consumidores (de forma gradual, ya que el nuevo rige para las producciones nuevas, que provendrán mayoritariamente de formaciones no convencionales). La otra alternativa es el incremento de las partidas de subsidios por parte del Estado nacional, al menos temporalmente, hasta que la nueva producción pueda suplir la importación de gas desde otros países (ver página 4 de esta edición).

La producción de gas en Chubut

Lo concreto es que el anuncio de la decisión política para sostener los precios de incentivo en materia gasífera se suma al compromiso similar, asumido en septiembre último en Neuquén, para mantener también los precios de referencia para el barril de petróleo. En este caso, la producción gasífera encuentra en Chubut una perspectiva que se vincula a los recursos no convencionales existentes en la formación D-129, que si bien en menor magnitud que Vaca Muerta, también presenta indicadores importantes de presencia de petróleo y gas a profundidades no convencionales.

En ese marco adquiere relevancia la Resolución 863/2015 de la Secretaría de Energía de la Nación, recientemente publicada en el Boletín Oficial, tal como informó este suplemento en edición anterior. Dicho instrumento normativo aprueba a la compañía Tecpetrol a canalizar el proyecto “D-129-Pozo Tordillo XP-2670” a obtener precios sobre su producción de gas enmarcados en el programa Gas Plus, del año 2008, creado por Resolución 24 de aquel año, obteniendo precios diferenciales por provenir de una formación no convencional. Se trata de uno de los proyectos de perforación establecidos en el acuerdo de renegociación de contrato por parte de la operadora del grupo Techint, acordado con la provincia de Chubut en agosto de 2013.

La alternativa de incrementar la producción de gas para satisfacer la demanda existente en el país aparece así como un paliativo de importancia, para apuntalar la continuidad de la actividad hidrocarburífera en la cuenca San Jorge, considerando que la crisis internacional del precio del crudo continuará durante el año próximo.

 

Epígrafe) En la imagen, el gobernador Buzzi, Jorge Ávila, José Lludgar y Carlos Linares junto a la presidente Cristina Fernández de Kirchner, tras el acuerdo celebrado con la OFEPHI para sostener los precios de estímulo para la producción de petróleo y gas.

Usted puede dejar un comentario, o hacer un enlace referenciado a su propio sitio.

Dejar un comentario

Get Cheap Cell Phones and Wireless Deals. | Thanks to Best Savings Accounts, CD Rates and UK Loan